Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x
Martes, 30 Abril 2019 23:57

Y así tracé mi camino…

Escrito por

Esta es la última entrada, la que cierra mi experiencia de cooperación. Si bien soy consciente que la demora con respecto a las anteriores ha sido considerable, pero puedo decir sin lugar a duda que es la que más trabajo me ha costado redactar. Son varias las ocasiones que he querido cerrar esta etapa a través de la escritura y creedme, ha sido realmente complicado encontrar las palabras adecuadas para poner el “broche de oro”.

Hoy hace tres meses que regresé de mi experiencia. Tres meses que no han sido para nada fáciles, ya que la llegada a casa supone etapas desconcertantes que parecieran que en ocasiones llegan a vencerte.

Hoy quiero poner las cartas sobre la mesa con base a dos conceptos que, a mi parecer, son importantes sacarlos a la luz, ya que en definitiva es la única forma en que puedo explicar cómo me siento. Estos son la empatía y el desarraigo.

Con la empatía logras llegar a niveles de comprensión, aceptación y respeto para conseguir entender el entramado cultural de cualquiera de los lugares del mundo. Conoces personas, tierras, sabores… La empatía es la única capaz de responder a la clase de persona que eres, la verdadera esencia de lo que llevas dentro y, en definitiva, lo que eres capaz de hacer por el mundo sabiendo que no va a pasar desapercibido. El crecimiento personal es fruto de formar parte de la tierra, de sentirte viva y de ser capaz de ver los colores que componen el universo. El crecimiento personal es vibrar con la energía de la naturaleza. Es sentarte en la mesa para almorzar. Es mirar la profundidad de los ojos y es, en definitiva, poner cada ladrillo de ese imaginario que aunque parezca utópico te da la certeza de tranquilidad espiritual.

La empatía ha hecho que pueda visualizar la cosmovisión amazónica, las sutilezas de las realidades que emergen de las diferentes comunidades y la belleza de cualquiera de las criaturas que forman parte de nuestro planeta. La empatía me ha preparado y advertido de la toxicidad, de la explotación, del saqueo y sobre todo de la deshumanización.

Mi intención no es la de trasmitir desasosiego o hablando en términos de naturaleza “mala vibra”, sino utilizar esta vía para llamar a la razón, la unión, la esperanza…

En este sentido, me parece muy esclarecedor la metáfora del “granito de arena”. ¿Alguna vez habéis reflexionado de forma intencionada sobre esto? ¿Os imagináis que de verdad apostáramos por sumarlo? ¡Qué gran montaña!

Con el desarraigo he notado en mis propias carnes la incertidumbre, el sentimiento de perder algo que tiene mucho valor para mí, como un recuerdo o un regalo. La sensación de vacío y de engaño. La sensación de aborrecer, pero sin llegar a odiar. La sensación de sentirte perdida en tu propia ciudad. Buscas a tu familia y amistades, y cuando las encuentras parecieran difuminarse, dispersarse.

¿Por qué es tan compleja esta sensación? ¿Por qué cuesta tanto expresarla? ¿Por qué me he convertido en otra persona?

Estas preguntas me recuerdan un día que hablé con Padre Curro. Trataba de explicarle que, hablando con mis amigxs y familiares sobre las picaduras de los mosquitos, me sentía realmente incomprendida. ¿Por qué teniendo repelente no lo usas? ¿Dónde está la pulsera de citronela que te compraste en la farmacia? Yo explicaba que el repelente obviamente tiene una función, pero, “del dicho al hecho hay un trecho”. Los mosquitos del Amazonas me comían viva con repelente o sin él. A todo esto, Padre Curro con una sonrisa muy bien dibujada en su cara me respondió:

“Llevo veinticinco años en el Perú, cada día siento que no formo parte de nada, ni de allí ni de aquí. Mi familia no comprende gran parte de las cosas que les cuento y por ello no las cuento, y en Atalaya no comprenden muchas de las cosas que hago, así que tampoco las explico”.

Este último “así que tampoco las explico” lo hizo con su característica risa que lo define y fue como me di cuenta de que muchas veces las explicaciones sobran, son mucho más importantes los actos y las formas. Es más importante comprometerte con la vida.

Llegada a este punto voy a recuperar la pregunta de Blanquita:

“Marina ¿Qué te llevas de NOPOKI?”

De NOPOKI me llevo la frescura del color verde que desprendéis con vuestras sonrisas. Me llevo el color naranja del sol cuando calienta el camino de tierra. Me llevo el color negro de las miradas sinceras. Me llevo el azul de las quebradas donde tanto rato he compartido con vosotrxs. Me llevo el amarillo del bendito almuerzo compartido. El marrón de la danza. El rojo del “achiote”, de la cultura viva. Me llevo los abrazos blancos y las lagrimas plateadas. Y me llevo el color morado, el color que me dice lo que soy y lo que me queda por aprender, el que dibuja el camino de mi vida y el que en un principio creí perdido.

Si algo he aprendido es a emocionarme. Emocionarme porque sé que siempre podemos ser mejores personas.

Agradecer a mis “cuquis” de NOPOKI, a todxs lxs profesionales que lo conforman y en especial a Agata, Edith, Enver, Fernando, Ada y Juan. También a lxs profesionales que hacen posible el “Albergue Nopoki”

A mi pequeña Dayana, a mi pequeño Juan Francisco y mi pequeñito Ian.

A la señora Mechita y a la señora Nonoi.

A Darinkita, ñañita linda.

A mi querida Julieta y mi querido Gino.

A las primas más bonitas del mundo, Blanquita e Iris.

A todas las personas que han hecho que mi experiencia sea inolvidable.

A Rafa por su compromiso y calidad humana.

A Padre Curro, por ser el guía de mi camino y la tranquilidad de mi casa.

A todas las personas que conforman las diferentes instituciones y que hacen posible este trabajo.

Y a vosotrxs, lxs lectorxs que me habéis dado una oportunidad, que habéis sido fieles seguidorxs de mi historia y a la confianza depositada. Emocionarme con vosotrxs ha sido de las mejores cosas que me han pasado en la vida.

¡GRACIAS! Y… ¡HASTA PRONTO! ¡ESTO ACABA DE EMPEZAR!

Marina SM

Miércoles, 20 Marzo 2019 13:14

Gracias Manduvirá

Escrito por

Hasta luego Manduvirá

Esta va a ser mi última entrada al blog, apenas me quedan unas horas más aquí y toca dejar aflorar esa parte emocional que a veces cuesta mucho mostrar... Ahora mismo tengo una sensación agridulce, por un lado estoy muy contenta y tengo ganas de volver a Córdoba para ver a mi gente y realizar la actividad de sensibilización, pero por otro voy a extrañar el trabajo aquçi. Aquí me he sentido muy cómoda trabajando, tengo compañerxs increibles y he aprendido mucho... Ahora toca seguir mi camino lejos de Paraguay llevando un pedacito de Manduvirá y Arroyos en mi corazón.

No me gustan las despedidas, así que he pensado que en vez de hacer una carta para decir adiós, voy a escribir una de agradecimiento, porque realmente tengo mucho que agradecer.

Gracias al ayuntamiento de Córdoba por hacer posible esta convocatoria. Estoy segura de que el Área de cooperación ha trabajado mucho para hacer realidad y mantener en el tiempo esta convocatoria de jóvenes cooperantes y gracias a ello, muchxs de nosotrxs podemos vivir una experiencia tan increíble y enriquecedora. Espero y deseo que se siga manteniendo y muchas otras personas puedan participar. También a IDEAS, por confiar en mí para este proyecto, ser comprensivos y flexibles con mi trabajo de Fin de master y el retraso que esto supuso para comenzar, por estar siempre atentos desde la distancia y ser un gran apoyo y respaldo.

Gracias Gerente por transmitirme ese espíritu de lucha, esfuerzo y pasión. Por demostrarme que con ganas y esfuerzo los sueños pueden hacerse realidad, por llevar a cabo la difícil tarea de tener un cargo de responsabilidad en la cooperativa y sobreponerse a cualquier problema pensando siempre en el bien común. Sin duda es un gran ejemplo de buena persona y un excelente profesional.

Gracias a todas las increíbles mujeres que participan en el comité de género y Juventud (Karina, Marta, Zuni, Viviana y Tere), me encanta el gran trabajo de concienciación que hacéis, las ganas y la pasión que le ponéis a todo, vuestra energía y capacidad para generar y organizar propuestas… Con vosotras he aprendido y disfrutado mucho. Aprovecho también para daros las gracias por el detalle en la última reunión, me encantó la sorpresa.

Gracias a tí Tere y a tu familia por acogerme en su casa como una más, por regalarme tu amistad y compartir esa pasión por el Comercio Justo y Manduvirá conmigo, por las risas, bailes, paseos, viajes, mbeju, pororó y noches de pelis. Eres una gran persona que siempre tiene una sonrisa para regalar, algo bueno para decir y una mano para prestar ayuda cuando hace falta.

Gracias a Shirley por recibirme en su casa con los brazos abiertos, escucharme y ayudarme muchísimo durante el periodo de adaptación, por darme a probar tus recetas y por transmitir todo esa energía de terremoto que tienes, siendo tan atenta y amable siempre.

Gracias Alicia e Israel, por hacerme participe de vuestra maravillosa familia, llevarme a compartir con vosotros distintas experiencias y dejarme pasar tiempo con vuestros pequeños, a los que quiero tanto como si fuesen mis sobrinos y que sin duda voy a extrañar. Tenéis un corazón dorado y azul que no os cabe en el pecho, con los colores de mi ciudad.

Gracias Lauri, por todas las charlas y momentos compartidos juntas, por las risas tan agradables que hemos pasado en el trabajo, por contagiarme con tu alegría. Aun no me he ido y ya estoy deseando que viajes a España para reencontrarnos.

Gracias capitana Montse, por transmitir tu buena onda, por enseñarme palabritas en guaraní y expresiones Paraguayas, por ser tan loquilla y divertida, por los momentos de spoiler viendo “La habitación”, rica pizza y el paseo en tu tremendo coche… PD: Me tienes que dar el truco para salir siempre bien en los Selfies.

Gracias Leticia y Dani por invitarme a merendar en vuestra casa, vuestras recomendaciones para mi viaje en Buenos Aires y los tres días visitando Asunción. Me inspiráis mucha magia y amor, realmente me encantáis como personas y pareja. Agradezco infinitamente vuestra amabilidad y me divertí tanto en vuestro tour que espero poder devolvéroslo algún día.

Gracias al coro de Manduvirá, por tener esa paciencia conmigo, enseñarme a tener confianza y dar lo mejor de mí. Tanto el profesor como lxs compañerxs habéis sido geniales y me habéis aportado mucho. Espero que sigáis siempre con esas ganas de alegrar los días con vuestras canciones y se unan más personas.

En general, gracias a Manduvirá por tantas oportunidades, proyectos y actividades. He aprendido mucho de todxs vosotrxs, también de los compañeros/as con los que he compartido menos pero que siempre fueron agradables y cercanos conmigo. ¡Gracias Paraguay!, sobre todo por las cosas buenas y por las regulares también, todas las experiencias te hacen crecer.

¡Con mucho cariño os doy las gracias por estos siete meses inolvidables!

 

Miércoles, 20 Marzo 2019 13:14

Gracias Manduvirá

Escrito por

Hasta luego Manduvirá

Esta va a ser mi última entrada al blog, apenas me quedan unas horas más aquí y toca dejar aflorar esa parte emocional que a veces cuesta mucho mostrar... Ahora mismo tengo una sensación agridulce, por un lado estoy muy contenta y tengo ganas de volver a Córdoba para ver a mi gente y realizar la actividad de sensibilización, pero por otro voy a extrañar el trabajo aquçi. Aquí me he sentido muy cómoda trabajando, tengo compañerxs increibles y he aprendido mucho... Ahora toca seguir mi camino lejos de Paraguay llevando un pedacito de Manduvirá y Arroyos en mi corazón.

No me gustan las despedidas, así que he pensado que en vez de hacer una carta para decir adiós, voy a escribir una de agradecimiento, porque realmente tengo mucho que agradecer.

Gracias al ayuntamiento de Córdoba por hacer posible esta convocatoria. Estoy segura de que el Área de cooperación ha trabajado mucho para hacer realidad y mantener en el tiempo esta convocatoria de jóvenes cooperantes y gracias a ello, muchxs de nosotrxs podemos vivir una experiencia tan increíble y enriquecedora. Espero y deseo que se siga manteniendo y muchas otras personas puedan participar. También a IDEAS, por confiar en mí para este proyecto, ser comprensivos y flexibles con mi trabajo de Fin de master y el retraso que esto supuso para comenzar, por estar siempre atentos desde la distancia y ser un gran apoyo y respaldo.

Gracias Gerente por transmitirme ese espíritu de lucha, esfuerzo y pasión. Por demostrarme que con ganas y esfuerzo los sueños pueden hacerse realidad, por llevar a cabo la difícil tarea de tener un cargo de responsabilidad en la cooperativa y sobreponerse a cualquier problema pensando siempre en el bien común. Sin duda es un gran ejemplo de buena persona y un excelente profesional.

Gracias a todas las increíbles mujeres que participan en el comité de género y Juventud (Karina, Marta, Zuni, Viviana y Tere), me encanta el gran trabajo de concienciación que hacéis, las ganas y la pasión que le ponéis a todo, vuestra energía y capacidad para generar y organizar propuestas… Con vosotras he aprendido y disfrutado mucho. Aprovecho también para daros las gracias por el detalle en la última reunión, me encantó la sorpresa.

Gracias a tí Tere y a tu familia por acogerme en su casa como una más, por regalarme tu amistad y compartir esa pasión por el Comercio Justo y Manduvirá conmigo, por las risas, bailes, paseos, viajes, mbeju, pororó y noches de pelis. Eres una gran persona que siempre tiene una sonrisa para regalar, algo bueno para decir y una mano para prestar ayuda cuando hace falta.

Gracias a Shirley por recibirme en su casa con los brazos abiertos, escucharme y ayudarme muchísimo durante el periodo de adaptación, por darme a probar tus recetas y por transmitir todo esa energía de terremoto que tienes, siendo tan atenta y amable siempre.

Gracias Alicia e Israel, por hacerme participe de vuestra maravillosa familia, llevarme a compartir con vosotros distintas experiencias y dejarme pasar tiempo con vuestros pequeños, a los que quiero tanto como si fuesen mis sobrinos y que sin duda voy a extrañar. Tenéis un corazón dorado y azul que no os cabe en el pecho, con los colores de mi ciudad.

Gracias Lauri, por todas las charlas y momentos compartidos juntas, por las risas tan agradables que hemos pasado en el trabajo, por contagiarme con tu alegría. Aun no me he ido y ya estoy deseando que viajes a España para reencontrarnos.

Gracias capitana Montse, por transmitir tu buena onda, por enseñarme palabritas en guaraní y expresiones Paraguayas, por ser tan loquilla y divertida, por los momentos de spoiler viendo “La habitación”, rica pizza y el paseo en tu tremendo coche… PD: Me tienes que dar el truco para salir siempre bien en los Selfies.

Gracias Leticia y Dani por invitarme a merendar en vuestra casa, vuestras recomendaciones para mi viaje en Buenos Aires y los tres días visitando Asunción. Me inspiráis mucha magia y amor, realmente me encantáis como personas y pareja. Agradezco infinitamente vuestra amabilidad y me divertí tanto en vuestro tour que espero poder devolvéroslo algún día.

Gracias al coro de Manduvirá, por tener esa paciencia conmigo, enseñarme a tener confianza y dar lo mejor de mí. Tanto el profesor como lxs compañerxs habéis sido geniales y me habéis aportado mucho. Espero que sigáis siempre con esas ganas de alegrar los días con vuestras canciones y se unan más personas.

En general, gracias a Manduvirá por tantas oportunidades, proyectos y actividades. He aprendido mucho de todxs vosotrxs, también de los compañeros/as con los que he compartido menos pero que siempre fueron agradables y cercanos conmigo. ¡Gracias Paraguay!, sobre todo por las cosas buenas y por las regulares también, todas las experiencias te hacen crecer.

¡Con mucho cariño os doy las gracias por estos siete meses inolvidables!

Miércoles, 20 Marzo 2019 13:14

Gracias Manduvirá

Escrito por

Hasta luego Manduvirá

Esta va a ser mi última entrada al blog, apenas me quedan unas horas más aquí y toca dejar aflorar esa parte emocional que a veces cuesta mucho mostrar... Ahora mismo tengo una sensación agridulce, por un lado estoy muy contenta y tengo ganas de volver a Córdoba para ver a mi gente y realizar la actividad de sensibilización, pero por otro voy a extrañar el trabajo aquçi. Aquí me he sentido muy cómoda trabajando, tengo compañerxs increibles y he aprendido mucho... Ahora toca seguir mi camino lejos de Paraguay llevando un pedacito de Manduvirá y Arroyos en mi corazón.

No me gustan las despedidas, así que he pensado que en vez de hacer una carta para decir adiós, voy a escribir una de agradecimiento, porque realmente tengo mucho que agradecer.

Gracias al ayuntamiento de Córdoba por hacer posible esta convocatoria. Estoy segura de que el Área de cooperación ha trabajado mucho para hacer realidad y mantener en el tiempo esta convocatoria de jóvenes cooperantes y gracias a ello, muchxs de nosotrxs podemos vivir una experiencia tan increíble y enriquecedora. Espero y deseo que se siga manteniendo y muchas otras personas puedan participar. También a IDEAS, por confiar en mí para este proyecto, ser comprensivos y flexibles con mi trabajo de Fin de master y el retraso que esto supuso para comenzar, por estar siempre atentos desde la distancia y ser un gran apoyo y respaldo.

Gracias Gerente por transmitirme ese espíritu de lucha, esfuerzo y pasión. Por demostrarme que con ganas y esfuerzo los sueños pueden hacerse realidad, por llevar a cabo la difícil tarea de tener un cargo de responsabilidad en la cooperativa y sobreponerse a cualquier problema pensando siempre en el bien común. Sin duda es un gran ejemplo de buena persona y un excelente profesional.

Gracias a todas las increíbles mujeres que participan en el comité de género y Juventud (Karina, Marta, Zuni, Viviana y Tere), me encanta el gran trabajo de concienciación que hacéis, las ganas y la pasión que le ponéis a todo, vuestra energía y capacidad para generar y organizar propuestas… Con vosotras he aprendido y disfrutado mucho. Aprovecho también para daros las gracias por el detalle en la última reunión, me encantó la sorpresa.

Gracias a tí Tere y a tu familia por acogerme en su casa como una más, por regalarme tu amistad y compartir esa pasión por el Comercio Justo y Manduvirá conmigo, por las risas, bailes, paseos, viajes, mbeju, pororó y noches de pelis. Eres una gran persona que siempre tiene una sonrisa para regalar, algo bueno para decir y una mano para prestar ayuda cuando hace falta.

Gracias a Shirley por recibirme en su casa con los brazos abiertos, escucharme y ayudarme muchísimo durante el periodo de adaptación, por darme a probar tus recetas y por transmitir todo esa energía de terremoto que tienes, siendo tan atenta y amable siempre.

Gracias Alicia e Israel, por hacerme participe de vuestra maravillosa familia, llevarme a compartir con vosotros distintas experiencias y dejarme pasar tiempo con vuestros pequeños, a los que quiero tanto como si fuesen mis sobrinos y que sin duda voy a extrañar. Tenéis un corazón dorado y azul que no os cabe en el pecho, con los colores de mi ciudad.

Gracias Lauri, por todas las charlas y momentos compartidos juntas, por las risas tan agradables que hemos pasado en el trabajo, por contagiarme con tu alegría. Aun no me he ido y ya estoy deseando que viajes a España para reencontrarnos.

Gracias capitana Montse, por transmitir tu buena onda, por enseñarme palabritas en guaraní y expresiones Paraguayas, por ser tan loquilla y divertida, por los momentos de spoiler viendo “La habitación”, rica pizza y el paseo en tu tremendo coche… PD: Me tienes que dar el truco para salir siempre bien en los Selfies.

Gracias Leticia y Dani por invitarme a merendar en vuestra casa, vuestras recomendaciones para mi viaje en Buenos Aires y los tres días visitando Asunción. Me inspiráis mucha magia y amor, realmente me encantáis como personas y pareja. Agradezco infinitamente vuestra amabilidad y me divertí tanto en vuestro tour que espero poder devolvéroslo algún día.

Gracias al coro de Manduvirá, por tener esa paciencia conmigo, enseñarme a tener confianza y dar lo mejor de mí. Tanto el profesor como lxs compañerxs habéis sido geniales y me habéis aportado mucho. Espero que sigáis siempre con esas ganas de alegrar los días con vuestras canciones y se unan más personas.

En general, gracias a Manduvirá por tantas oportunidades, proyectos y actividades. He aprendido mucho de todxs vosotrxs, también de los compañeros/as con los que he compartido menos pero que siempre fueron agradables y cercanos conmigo. ¡Gracias Paraguay!, sobre todo por las cosas buenas y por las regulares también, todas las experiencias te hacen crecer.

¡Con mucho cariño os doy las gracias por estos siete meses inolvidables!

Página 1 de 12
Scroll to top