Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

Lo primero que me fijo en una persona es en sus manos.

Las manos dicen mucho, es más, casi pueden hablar. Las manos nos cuentan historias increíbles. Guardan recuerdos, amor y tristeza. También guardan alegría y muchas veces, aunque os parezca imposible, son capaces de llorar.

En realidad, no sabría deciros exactamente por qué me obsesiona este hecho, o por qué me despierta curiosidad en una persona.

Cuando conocí a la señora Mercedes era sábado. Ese día el sol pareciera que quisiera venganza con la tierra. Quemaba, sofocaba y hasta lograba quitar el aliento de la vecindad Atalaína.

La señora Mercedes o “Merche”, como es conocida, parecía impasible ante tal situación, por si no era suficiente el ardiente sol, ella estaba ahí, delante de una gran parrilla oreando el carbón para asar un riquísimo “pollo cangas”, a la vez que acomodando cada pieza en su lugar, revisando la yuca, rellenando el delicioso “ají de cocona” y la “crema de rocotto” y aun así le daba tiempo a tener el control para dirigir las funciones de lxs demás.

Todo el mundo se centraba en su faena, pero yo me permití distraerme unos minutos solo para observarla. Observar sus manos y empezar a imaginar una historia increíble, historia que empezó a contar terminada la faena y empujada por una cerveza bien “helada”. Los primeros minutos, recuerdo que no parábamos de reír, no sé si debido al calor, la cerveza o por la situación tan especial que nos rodeaba.

Después de esta graciosa manera de “romper el hielo”, me preguntó:

¿Te gusta el “maduro” asado? ¿Has probado con queso?

Yo le respondí que el plátano me gusta en todas sus formas y variedades, pero con queso, jamás se me había pasado por la cabeza. Sin importar más información, pidió a David que fuese a su casa a por queso.

¡Ya chino! Ande a mi casa ¿Ya? ¡Trae queso, que la gringa pruebe!

Tras escucharla, no pude evitar mirarla y reírme a carcajadas, Edith y Lourdes también se reían sin parar, por lo que la señora Merche se unió con una risa alborotadora y me atrevo a decir que no venía del diafragma, sino del corazón.

¡Ya gringuita! ¡Apura! ¡Te voy a enseñar el sabor de la selva!

Agarró un cuchillo, abrió en dos el maduro y le puso el queso en medio.

Algo muy simple, pero os puedo asegurar que ninguno sabrá igual de delicioso que aquel que probé de las manos de la señora Mercedes.

Así comienza esta historia.

La señora Merche es madre soltera. Tiene tres hijxs bien criadxs y con familia. He de decir que llegar a este punto, no solo le ha costado sudor y lágrimas. Ella tenía tres trabajos; el primero de seis de la mañana hasta las doce del mediodía, el segundo comprendía entre las tres de la tarde hasta las diez de la noche y el tercero, de diez y media de la noche hasta las cuatro de la madrugada. Creo que no puedo hacer ningún apunte al respecto, porque soy incapaz.

A pesar del horario, no descuidaba el más mínimo de los detalles sobre sus hijxs y sobre su casa.

Si no era suficiente lo que cargaba a su espalda día tras día, una mañana mientras se disponía a sus quehaceres diarios, recibe una noticia que se transforma en un palo al alma. Una de sus mejores amigas fallece, dejándole una herencia de dos hijas, de dos y tres años, ya que esta señora, también era madre soltera. Mercedes no tenía consuelo. Lloraba la pena de su amiga y lloraba de asfixia. Si necesitaba tres trabajos para mantener a sus hijxs, ¿Ahora qué tendría que hacer?

“Bueno, no pasa nada. Si Dios quiere que así sea, así será”.

Os aseguro que mientras escuchaba su relato, mi cuerpo se estremecía, se encogía y hasta sentía frío. Creo que se dio cuenta de mi expresión corporal y empezó a reír de nuevo, cosa que me invito participar de su alegría.

“Señorita Marina, yo tengo tres hijxs y dos hermosas hijas del espíritu santo”.

Ella continuaba riendo y yo la acompañaba, porque ¿Qué otra cosa podía hacer? En mi opinión no tenía nada que decir, simplemente seguir escuchando como hasta ahora había hecho. Es cierto que me invadían sensaciones de todo tipo, no lo niego. Por mi cabeza corrían tantas cosas que no era capaz de centrarme en dar ninguna respuesta. Analicé la situación e incluso me la puse de ejemplo como una posible intervención profesional, pero, aun así, me sentía bloqueada. Por supuesto, no es la primera ni la última mujer que depende de ella misma para sacar adelante una familia y esto si cabe, refuerza mi idea de que una mujer es suficientemente grandiosa como para salir de la peor de las situaciones que la vida le planteé. Existe la falsa creencia de necesitar una persona que complemente nuestra vida y “nos ayude”, por tanto, a sortear las situaciones más complejas, ya que el peso recaerá en partes iguales. Creedme, es falso. Las mujeres somos capaces de por si solas dar respuesta a nuestros acontecimientos vitales, y somos capaces de formar una familia sin necesidad de compañero. Es falsa la idea de que somos “abandonadas”, ya que somos completamente independientes, por tanto, es un sentimiento que interiorizamos con base a nuestra sociedad.

En la anterior publicación, os contaba como Blanquita definía y analizaba el concepto de mujer…

“Marina, una mujer lo es todo. Es infinita”.

Desde aquí me dirijo a vosotras, mis hermanas. Quiero comprender y curar vuestras heridas. Quiero trasmitiros tranquilidad y armonía. Quiero deciros que todo va a estar bien, que cojáis las riendas de vuestra vida, que todos los pasos que deis siempre vayan hacia delante, aunque queráis mirar de reojo el pasado. Quiero deciros que es nuestro momento, que hoy tenemos más fuerza que nunca y que algún día lo veremos caer…

Hoy nos damos nuestras manos, nos miramos y nos reímos sin parar. Vamos a llenarnos de vida y vamos a amarnos como compañeras.

Las manos de la señora Mercedes son de esas en las que puedes leer e interpretar tantas cosas…

Son manos cansadas de trabajar, pero llenas de vida. Son manos preciosas, aunque en ellas duermen mucho dolor. Son manos que cuando tocan convierten las cosas en amor. Manos que enseñan, quieren y son generosas. Manos que no permiten derrota alguna. Manos mágicas que alimentan. Son manos que lloran y manos que ríen con tanta fuerza que cualquier huracán estaría celoso.

Después de arrancarse las tripas y querer compartir su historia con las allí presentes, me atrevo a decir que es precioso ver a una mujer tan empoderada.

Las costumbres nos hacen débiles, las costumbres nos dejan en un segundo plano queriendo despreciarnos, las costumbres nos hieren y nos lastiman. Las costumbres se trasforman propiamente en costumbres y perpetúan los rasgos que nos definen con respecto a nuestra identidad.

Estoy segura que las manos que hoy leen este fragmento son muy especiales, sensibles y con ganas de hacer más bonita la vida.

Nabitsinagagimi okibe! Agenta pingemaje nega nakanta! (Lengua Nomatsigenga)

¡Un abrazo enorme! ¡Pronto tendréis noticias mías!

¡Buenos días a todxs! Llevo bastante tiempo sin escribir porque hemos estado a tope con el trabajo… Ahora que ya tengo un respiro os dejo nuevos avances…

Estas semanas estuve preparando una presentación para crear una red de voluntarixs que quieran participar y a poyar en las distintas actividades que Manduvirá va a plantear a lo largo del próximo año. Asistieron algunas jóvenes interesadas y compartí mi perspectiva personal sobre lo que significa ser voluntarix, qué ventajas tiene y parte de mi experiencia en distintos voluntariados y como tuvieron un impacto positivo en mi vida. Nos gustaría que lxs jóvenes arroyenses adquieran compromiso con la comunidad y la cooperativa, que conozcan otras realidades y formas de interpretar el mundo. Hacer un voluntariado es una experiencia hermosa y enriquecedora para todxs las partes implicadas. Muchas veces escuché palabras como: “¿Pero eso no es trabajar gratis?”, “Yo es que prefiero cobrar por un trabajo”.  En mi opinión, que puede que no sea la más acertada teniendo en cuenta que no soy una experta… Creo que estamos demasiado acostumbrados a vivir en un sistema en el que el dinero es lo único que vale, pero la realidad es que si cambias este enfoque existen otras formas de pago más allá del billete. Siendo voluntarix aprendes habilidades emocionales y sociales que te ayudaran a enfrentar tu vida, desarrollas la tolerancia, respeto, compromiso, empatía... En definitiva contribuyes al desarrollo de tu identidad como persona y lo más importante, estas colaborando con tu entorno. De este modo aportas tu granito de arena para transformar la realidad en la que vives y tratar de mejorarla. Por muy pequeño que te pueda parecer tu aporte no sabes el impacto que puede tener en la vida de otra persona, animal, en el medio ambiente, etc, todo depende del voluntariado que cada uno realiza. La verdad es que los resultados de la charla fueron buenos, ya que aunque asistieron pocas personas, conseguimos que todas ellas quisieran apuntarse. Además queremos volver a repetir la charla para tratar de llegar a un número más amplio de jóvenes.

Respecto al proyecto actual de Ideas-Manduvirá, el departamento de proyectos y el comité de género y juventud se reunieron para comenzar a elaborar una línea de trabajo conjunta y así planificar los cuatro talleres de género que se quieren implementar. Definimos algunos temas que nos parecían de interés y se plantearon algunas cuestiones que hemos ido resolviendo junto con Marta (compañera de Ideas en Madrid). El siguiente paso es volver a reunirnos para determinar fechas, público, lugar de la charla, programas de cada tema, expertos que van a dar la charla, etc). Así que aún nos queda bastante trabajo por hacer, pero como se suele decir: “Sin prisa pero sin pausa”. Seguiré comentando avances del proyecto. Además, en relación al comité de género en Octubre hicimos una pequeña campaña de prevención del cáncer de mama. Repartimos varios folletos a las mujeres y hombres de la comunidad en los que se indicaban las pautas para realizarse un examen y detectar la existencia de este mal y así poder acudir rápidamente a especialistas expertos. Me encanta ver como la cooperativa se involucra con todxs, socixs y no socixs.

Por otro lado, respecto al proyecto del semáforo de la pobreza por fin hoy comenzamos a pasar las encuestas a lxs familias de lxs socixs. Pudimos incluir varias preguntas sobre el cuidado de menores de 3 años en el cuestionario y si les parece apropiada la implementación de una guardería en el centro de trabajo. Solo nos queda esperar los resultados y ver en que otros niveles hay que incidir. En el departamento de proyectos estamos muy contentas.

Finalmente quiero destacar que esta última semana estuve de viaje en Perú acompañando al Gerente y a Tere puesto que se celebró en Lima la asamblea de la CLAC comercio Justo con el maravilloso resultado de pasar a tener dos representantes por parte de la red de Azúcar en el directorio de la CLAC… Sin duda una maravillosa noticia para Paraguay que pasó de no tener ningún representante a tener dos!!! Felicidades a Andrés Gonzalez Aguilera y Raquel Jara Gallardo. Además, tuve la oportunidad de conocer un poquito la cultura Peruana y visitar el Machu Picchu. Sinceramente no tengo palabras para describir la belleza de este lugar lleno de historia y vida… Hay que verlo para sentirlo. Eso sí, la comida Paraguaya no tiene nada que envidiarle a la Peruna... Como eché de menos un buen chipa guazú o una sopita rica…

Como sea, viva Paraguay y viva Perú!!!!!

Las publicaciones que llevaré a cabo durante el mes de noviembre, van dedicadas especialmente a las mujeres que aquí me rodean. En esta entrada, me gustaría ser algo más teórica, de forma que pueda contextualizar todos y cada uno de los detalles que quiero trasmitir.

Hoy me interesa hablar de hermandad, de sentido de comunidad, de respeto y de ayuda. 

Al poco tiempo de llegar a NOPOKI, por casualidad, se presentó una situación muy especial. Un pequeño grupo de chicas querían conocerme, querían preguntarme cómo es mi vida. De esta forma, aproveché la ocasión para extenderme en aquellos aspectos que me definen, en hablar con paciencia y cuidado de mi lucha y, por tanto, compartir puntos de vista y opiniones diferentes a la vez que fascinantes. Esa es la riqueza de los feminismos.

Utilizar un único discurso y además hegemónico para extrapolar la realidad, no solo es erróneo, sino que es peligroso y desagradable.

Me viene a la cabeza mi primer día en la asignatura “Género y Feminismos”, donde nos explicaban que el feminismo comenzó tras la Revolución Francesa, a raíz de la lucha ciudadana. En este caso, tanto hombres como mujeres exigían derechos civiles y donde, finalmente, resultaron beneficiados solo la mitad, excluyendo así a las compañeras de batalla, que al igual que los hombres cavaron las trincheras de la libertad.

Sí, así fue como empezamos a darle nombre a todo este movimiento, pero no olvidemos que hablamos de Europa.

En el transcurso de la asignatura esperaba encontrarme los comienzos de los feminismos en otros lugares del mundo, pero mi sorpresa fue la limitación de contenidos, ya que solo hablaríamos de Europa y EEUU, por tanto, la acotación de la lucha feminista es muy notable y por ello, cuando hablamos caemos en aspectos etnocentristas y eurocéntricos, definiendo opresiones que solo nos afectan a las mujeres blancas que cómodamente tenemos un estatus de poder, principalmente por cuestiones raciales y/o étnicas.

La tercera Ola del feminismo lleva en sus entrañas la palabra “pluralidad”. De este periodo emerge la diversidad y el reconocimiento de la individualidad de cada mujer, ya que en este mundo somos tan diversas como mujeres existimos. Por ello, hay un avance en los discursos feministas, pero insuficiente para abarcar dicha pluralidad. Por eso, hoy quiero dejar a un lado mis privilegios y escuchar, a la vez que entender, otras formas de llevar a cabo la lucha. Me gustaría aclarar que no soy indicada para hablar de ello, ya que pueden parecer contradictorias mis palabras, de esta manera me anticipo y os pido disculpas si existen residuos hegemónicos en mis líneas.

Los feminismos originarios indígenas son múltiples y diversos en función a las culturas de cada pueblo, compartiendo así un aspecto muy característico, “el sentido de comunidad”. En esta línea, la realidad se transforma con el cuidado de aspectos vitales, estar en conexión con la tierra y buscar espacios para una misma. Las tareas van a estar definidas por el sistema de supervivencia, que alterado a raíz de la colonización, se entremezcla con pautas y aspectos distorsionados debido a la proyección inadecuada de realidades extrañas.

Vuelvo, por tanto, al principio, donde después de mantener una larga conversación con las chicas, les pregunto qué significado tiene para ellas la palabra “mujer”. Muchas respuestas estaban adornadas sin intención alguna con adjetivos que responden a características estereotípicas y de roles de género. De entre todas respuestas, la de Blanquita no solo fue una definición, sino un análisis bastante profundo del concepto que de forma muy atinada respondió lo siguiente:

“Una mujer es una persona. Una persona capaz de realizar cualquier cosa que se proponga por más contratiempos que se le presenten. Para algunas mujeres es más fácil y para otras, más difícil. En definitiva, la vida depende de una misma; yo por ejemplo estoy hoy aquí, estudiando, formándome para ser una buena profesional. Créeme, ha sido muy complicado llegar hasta donde estoy, pero de lo que estoy segura es de seguir viviendo y ayudar como lo han hecho conmigo. Marina, una mujer es todo, es infinita”.

En este sentido, vuelvo a la idea del respeto de los tiempos, de las culturas y de los modos de vida. En algunas ocasiones, gente de España me dicen:

Pero, allí habrá más machismo que aquí ¿No? Allí las formas de pensamiento son muy retrogradas ¿No? […] Y un sinfín de preguntas, que desde el desconocimiento reproducimos, con el objetivo de pensar lo bien que vivimos y estamos, en cuanto a políticas de género, obviando los feminicidios que tenemos en nuestro país cada día.

Por supuesto el machismo está presente en el día a día, pero tenemos claro que se debe a la respuesta de la propia estructura que definen los sistemas sociales y que recibe el nombre de patriarcado. De esta forma, no podemos decir o medir que haya más o menos machismo en función al desarrollo social de un país, lo acertado sería reconocer que el machismo es la expresión del sistema patriarcal que se despliega en función de los tiempos de un determinado territorio y que estas formas asesinan todos los días a mujeres.

Por desgracia, la violencia institucional, económica, física, psicología, simbólica, entre otras, que sufrimos las mujeres es común en todos los lugares del planeta. Por tanto, no vale afirmar o decir que “nosotrxs” estamos mejor por vivir en un lugar u otro, eso significa eximir responsabilidades, perpetuar las desigualdades y aumentar el estigma de aquellos pueblos con diferencias culturales y sociales.

Cuando me siento con ellas logro entenderlas, porque en definitiva hablamos el mismo lenguaje. Nos gusta reír, nos gusta llorar, nos gusta renegar, nos gusta escuchar, nos gusta compartir, nos gusta soñar… Y dejadme decir que es la expresión pura de la Sororidad, al igual que la trenza del cabello, estamos unidas en hermandad.

 

¡Ramamun kuhinmun konkuhin yohiavo hiyanan! ¡Tii toha hikokin! (Lengua Amahuaka).

¡Pronto tendréis noticias mías! ¡Un gran abrazo!

Martes, 30 Octubre 2018 22:51

Sin Otoño en Ecuador

Escrito por

Buenas a todos y a todas!

Sé que no he dado señales de vida durante los meses de Septiembre y Octubre, pero lejos de no tener nada que contar, lo sucedido es que no he tenido tiempo para sentarme y escribir. Así que, voy a intentar describir todas las actividades que he realizado, además del apoyo que ofrezco al equipo técnico en las tareas que ya expliqué que realizo desde el proyecto de cooperación internacional “Las mujeres que emprenden, construyen futuro”, sin que se me escape ningún detalle.

A mediados de Septiembre, vino a la isla un periodista de Barcelona, Josep, con el fin de elaborar un video para la Asociación Paz y Desarrollo en el que se pretende mostrar las diferentes formas que tienen los niños y las niñas de Ecuador para asistir al colegio. Para ello, Josep estuvo grabando en pueblos rurales de la sierra y posteriormente llegó a Muisne, una zona costera. Y de esta manera poder apreciar las diferencias entre ambas zonas de Ecuador.

Así pues, en Muisne, yo he sido la encargada de buscar a las familias con los y las menores para pedirles permiso para la grabación de sus hijos e hijas durante el trayecto de sus casas al colegio, hablar con las unidades educativas, pedir los oficios correspondientes a las instituciones pertinentes y organizar el transporte. Además, para la realización del video se realizaron entrevistas con personas claves para que opinasen sobre la educación en el cantón, la falta de transporte escolar y el hacinamiento en las aulas por parte del alumnado en la unidad educativa Muisne, especialmente después del terremoto. Por esta misma razón también grabamos diferentes unidades educativas de la zona. Las conclusiones que personalmente saqué durante la elaboración del video fueron muy interesantes y me han permitido conocer más la situación política- educativa de la isla.

Aprovechando la llegada de Josep, y sus conocimientos periodísticos, también hicimos otro video para mi proyecto de sensibilización fruto de mi compromiso con el Ayuntamiento de Córdoba y la Asociación Paz y Desarrollo ligado a la aceptación de este proyecto de voluntariado joven internacional. Este video de Educación al Desarrollo tiene por temática el medio ambiente. Por ello, hemos contado a través del él, la importancia del manglar en la cultura muisneña y como la creación de las camaroneras ha propiciado la tala del manglar y su contaminación a través de la utilización de químicos, favoreciendo la desaparición de especies como los mejillones, la concha, el cangrejo y la población de peces; lo que ha influido negativamente en la economía de los habitantes de esta zona y en el medio ambiente. También, a través de este video hemos querido denunciar la problemática de la basura en la isla y como a través de la conciencia de un grupo de jóvenes del lugar, se está intentando concienciar a la población sobre la problemática de la contaminación y la basura, además de la importancia de la conservación de la semilla y de las costumbre ancestrales.

Con respecto al medio ambiente en el mes de Octubre, una compañera y amiga ya, Angélica, voluntaria de la Asociación “Somos Ecuador” que habita en Chamanga, me pidió colaboración para la realización de unas jornadas de concientización y sensibilización con el medio ambiente en el barrio Nuevo Jerusalén, de Chamanga. Por lo que junto a ella, estuve preparando las actividades que íbamos a realizar durante el sábado de Octubre en el que tuvo lugar las jornadas. Así pues, hubo pinta caras, elaboración de juguetes con materiales reciclados, muestra del video de baños secos, muestra de video de como la basura afecta al medio ambiente y qué actividades podemos hacer como forma de prevenir la contaminación, dinámica de clasificación de la basura orgánica e inorgánica y juego para la identificación de olores y sabores de flores, frutas y verduras. Las jornadas fueron un éxito y ambas quedamos contentas con los resultados.

También en este espacio, me gustaría contar, que en la isla una chicha de 23 años fue agredida por su expareja, quedando ingresada en el hospital con heridas muy graves de machete en su cabeza y cuerpo, a principios del mes de Octubre. Tras esta acción, la Asociación Paz y Desarrollo junto con el Foro de Mujeres de Muisne, convocaron una marcha pacífica, movilizando a todos y a todas los y las habitantes de la isla, como forma de apoyar a la muchacha agredida y familiares, además de pedir responsabilidades de acción a las instituciones públicas y donde se pedía la no violencia. Para esta marcha, se realizaron pancartas y establecieron mensajes como: “Vivas las queremos”, “Arrecha, arrecha, arrechazar la violencia intrafamiliar”, “Ni una menos”, “No queremos ser valientes, queremos ser libres”, etc.

Por último, y sin extenderme mucho más quería explicar el titulo escogido. Aquí en Ecuador sólo hay dos estaciones: el invierno y el verano, siendo el invierno más caluroso que el verano. Así pues, es la primera vez en mi vida, que no sé lo que es el otoño. A los árboles no se le caen las hojas ni el campo se vuelve en tonos, rojos, naranjas, amarillos y marrones. Aquí el tiempo sigue igual, cálido por el día y fresquito por la noche. Como yo siempre digo: Con la playa, las palmeras, los cocos, ¡siempre siento que estoy de vacaciones!

Página 1 de 9
Scroll to top