Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

Las publicaciones que llevaré a cabo durante el mes de noviembre, van dedicadas especialmente a las mujeres que aquí me rodean. En esta entrada, me gustaría ser algo más teórica, de forma que pueda contextualizar todos y cada uno de los detalles que quiero trasmitir.

Hoy me interesa hablar de hermandad, de sentido de comunidad, de respeto y de ayuda. 

Al poco tiempo de llegar a NOPOKI, por casualidad, se presentó una situación muy especial. Un pequeño grupo de chicas querían conocerme, querían preguntarme cómo es mi vida. De esta forma, aproveché la ocasión para extenderme en aquellos aspectos que me definen, en hablar con paciencia y cuidado de mi lucha y, por tanto, compartir puntos de vista y opiniones diferentes a la vez que fascinantes. Esa es la riqueza de los feminismos.

Utilizar un único discurso y además hegemónico para extrapolar la realidad, no solo es erróneo, sino que es peligroso y desagradable.

Me viene a la cabeza mi primer día en la asignatura “Género y Feminismos”, donde nos explicaban que el feminismo comenzó tras la Revolución Francesa, a raíz de la lucha ciudadana. En este caso, tanto hombres como mujeres exigían derechos civiles y donde, finalmente, resultaron beneficiados solo la mitad, excluyendo así a las compañeras de batalla, que al igual que los hombres cavaron las trincheras de la libertad.

Sí, así fue como empezamos a darle nombre a todo este movimiento, pero no olvidemos que hablamos de Europa.

En el transcurso de la asignatura esperaba encontrarme los comienzos de los feminismos en otros lugares del mundo, pero mi sorpresa fue la limitación de contenidos, ya que solo hablaríamos de Europa y EEUU, por tanto, la acotación de la lucha feminista es muy notable y por ello, cuando hablamos caemos en aspectos etnocentristas y eurocéntricos, definiendo opresiones que solo nos afectan a las mujeres blancas que cómodamente tenemos un estatus de poder, principalmente por cuestiones raciales y/o étnicas.

La tercera Ola del feminismo lleva en sus entrañas la palabra “pluralidad”. De este periodo emerge la diversidad y el reconocimiento de la individualidad de cada mujer, ya que en este mundo somos tan diversas como mujeres existimos. Por ello, hay un avance en los discursos feministas, pero insuficiente para abarcar dicha pluralidad. Por eso, hoy quiero dejar a un lado mis privilegios y escuchar, a la vez que entender, otras formas de llevar a cabo la lucha. Me gustaría aclarar que no soy indicada para hablar de ello, ya que pueden parecer contradictorias mis palabras, de esta manera me anticipo y os pido disculpas si existen residuos hegemónicos en mis líneas.

Los feminismos originarios indígenas son múltiples y diversos en función a las culturas de cada pueblo, compartiendo así un aspecto muy característico, “el sentido de comunidad”. En esta línea, la realidad se transforma con el cuidado de aspectos vitales, estar en conexión con la tierra y buscar espacios para una misma. Las tareas van a estar definidas por el sistema de supervivencia, que alterado a raíz de la colonización, se entremezcla con pautas y aspectos distorsionados debido a la proyección inadecuada de realidades extrañas.

Vuelvo, por tanto, al principio, donde después de mantener una larga conversación con las chicas, les pregunto qué significado tiene para ellas la palabra “mujer”. Muchas respuestas estaban adornadas sin intención alguna con adjetivos que responden a características estereotípicas y de roles de género. De entre todas respuestas, la de Blanquita no solo fue una definición, sino un análisis bastante profundo del concepto que de forma muy atinada respondió lo siguiente:

“Una mujer es una persona. Una persona capaz de realizar cualquier cosa que se proponga por más contratiempos que se le presenten. Para algunas mujeres es más fácil y para otras, más difícil. En definitiva, la vida depende de una misma; yo por ejemplo estoy hoy aquí, estudiando, formándome para ser una buena profesional. Créeme, ha sido muy complicado llegar hasta donde estoy, pero de lo que estoy segura es de seguir viviendo y ayudar como lo han hecho conmigo. Marina, una mujer es todo, es infinita”.

En este sentido, vuelvo a la idea del respeto de los tiempos, de las culturas y de los modos de vida. En algunas ocasiones, gente de España me dicen:

Pero, allí habrá más machismo que aquí ¿No? Allí las formas de pensamiento son muy retrogradas ¿No? […] Y un sinfín de preguntas, que desde el desconocimiento reproducimos, con el objetivo de pensar lo bien que vivimos y estamos, en cuanto a políticas de género, obviando los feminicidios que tenemos en nuestro país cada día.

Por supuesto el machismo está presente en el día a día, pero tenemos claro que se debe a la respuesta de la propia estructura que definen los sistemas sociales y que recibe el nombre de patriarcado. De esta forma, no podemos decir o medir que haya más o menos machismo en función al desarrollo social de un país, lo acertado sería reconocer que el machismo es la expresión del sistema patriarcal que se despliega en función de los tiempos de un determinado territorio y que estas formas asesinan todos los días a mujeres.

Por desgracia, la violencia institucional, económica, física, psicología, simbólica, entre otras, que sufrimos las mujeres es común en todos los lugares del planeta. Por tanto, no vale afirmar o decir que “nosotrxs” estamos mejor por vivir en un lugar u otro, eso significa eximir responsabilidades, perpetuar las desigualdades y aumentar el estigma de aquellos pueblos con diferencias culturales y sociales.

Cuando me siento con ellas logro entenderlas, porque en definitiva hablamos el mismo lenguaje. Nos gusta reír, nos gusta llorar, nos gusta renegar, nos gusta escuchar, nos gusta compartir, nos gusta soñar… Y dejadme decir que es la expresión pura de la Sororidad, al igual que la trenza del cabello, estamos unidas en hermandad.

 

¡Ramamun kuhinmun konkuhin yohiavo hiyanan! ¡Tii toha hikokin! (Lengua Amahuaka).

¡Pronto tendréis noticias mías! ¡Un gran abrazo!

Martes, 30 Octubre 2018 22:51

Sin Otoño en Ecuador

Escrito por

Buenas a todos y a todas!

Sé que no he dado señales de vida durante los meses de Septiembre y Octubre, pero lejos de no tener nada que contar, lo sucedido es que no he tenido tiempo para sentarme y escribir. Así que, voy a intentar describir todas las actividades que he realizado, además del apoyo que ofrezco al equipo técnico en las tareas que ya expliqué que realizo desde el proyecto de cooperación internacional “Las mujeres que emprenden, construyen futuro”, sin que se me escape ningún detalle.

A mediados de Septiembre, vino a la isla un periodista de Barcelona, Josep, con el fin de elaborar un video para la Asociación Paz y Desarrollo en el que se pretende mostrar las diferentes formas que tienen los niños y las niñas de Ecuador para asistir al colegio. Para ello, Josep estuvo grabando en pueblos rurales de la sierra y posteriormente llegó a Muisne, una zona costera. Y de esta manera poder apreciar las diferencias entre ambas zonas de Ecuador.

Así pues, en Muisne, yo he sido la encargada de buscar a las familias con los y las menores para pedirles permiso para la grabación de sus hijos e hijas durante el trayecto de sus casas al colegio, hablar con las unidades educativas, pedir los oficios correspondientes a las instituciones pertinentes y organizar el transporte. Además, para la realización del video se realizaron entrevistas con personas claves para que opinasen sobre la educación en el cantón, la falta de transporte escolar y el hacinamiento en las aulas por parte del alumnado en la unidad educativa Muisne, especialmente después del terremoto. Por esta misma razón también grabamos diferentes unidades educativas de la zona. Las conclusiones que personalmente saqué durante la elaboración del video fueron muy interesantes y me han permitido conocer más la situación política- educativa de la isla.

Aprovechando la llegada de Josep, y sus conocimientos periodísticos, también hicimos otro video para mi proyecto de sensibilización fruto de mi compromiso con el Ayuntamiento de Córdoba y la Asociación Paz y Desarrollo ligado a la aceptación de este proyecto de voluntariado joven internacional. Este video de Educación al Desarrollo tiene por temática el medio ambiente. Por ello, hemos contado a través del él, la importancia del manglar en la cultura muisneña y como la creación de las camaroneras ha propiciado la tala del manglar y su contaminación a través de la utilización de químicos, favoreciendo la desaparición de especies como los mejillones, la concha, el cangrejo y la población de peces; lo que ha influido negativamente en la economía de los habitantes de esta zona y en el medio ambiente. También, a través de este video hemos querido denunciar la problemática de la basura en la isla y como a través de la conciencia de un grupo de jóvenes del lugar, se está intentando concienciar a la población sobre la problemática de la contaminación y la basura, además de la importancia de la conservación de la semilla y de las costumbre ancestrales.

Con respecto al medio ambiente en el mes de Octubre, una compañera y amiga ya, Angélica, voluntaria de la Asociación “Somos Ecuador” que habita en Chamanga, me pidió colaboración para la realización de unas jornadas de concientización y sensibilización con el medio ambiente en el barrio Nuevo Jerusalén, de Chamanga. Por lo que junto a ella, estuve preparando las actividades que íbamos a realizar durante el sábado de Octubre en el que tuvo lugar las jornadas. Así pues, hubo pinta caras, elaboración de juguetes con materiales reciclados, muestra del video de baños secos, muestra de video de como la basura afecta al medio ambiente y qué actividades podemos hacer como forma de prevenir la contaminación, dinámica de clasificación de la basura orgánica e inorgánica y juego para la identificación de olores y sabores de flores, frutas y verduras. Las jornadas fueron un éxito y ambas quedamos contentas con los resultados.

También en este espacio, me gustaría contar, que en la isla una chicha de 23 años fue agredida por su expareja, quedando ingresada en el hospital con heridas muy graves de machete en su cabeza y cuerpo, a principios del mes de Octubre. Tras esta acción, la Asociación Paz y Desarrollo junto con el Foro de Mujeres de Muisne, convocaron una marcha pacífica, movilizando a todos y a todas los y las habitantes de la isla, como forma de apoyar a la muchacha agredida y familiares, además de pedir responsabilidades de acción a las instituciones públicas y donde se pedía la no violencia. Para esta marcha, se realizaron pancartas y establecieron mensajes como: “Vivas las queremos”, “Arrecha, arrecha, arrechazar la violencia intrafamiliar”, “Ni una menos”, “No queremos ser valientes, queremos ser libres”, etc.

Por último, y sin extenderme mucho más quería explicar el titulo escogido. Aquí en Ecuador sólo hay dos estaciones: el invierno y el verano, siendo el invierno más caluroso que el verano. Así pues, es la primera vez en mi vida, que no sé lo que es el otoño. A los árboles no se le caen las hojas ni el campo se vuelve en tonos, rojos, naranjas, amarillos y marrones. Aquí el tiempo sigue igual, cálido por el día y fresquito por la noche. Como yo siempre digo: Con la playa, las palmeras, los cocos, ¡siempre siento que estoy de vacaciones!

A lo largo de todo este tiempo, la gente de “NOPOKI” me pregunta:

¿Qué hago aquí? ¿Por qué estoy aquí? ¿Y por qué tan lejos?

Preguntas que aparentemente tienen fácil respuesta y que a la hora de contestar me limito a la superficialidad de estas, sin entrar en lo que verdaderamente me lleva a realizar una cooperación de tal magnitud. Estas preguntas han despertado mi curiosidad, por ello, me las he lanzado a mí misma de forma que pueda encontrar una respuesta bien argumentada, consistente y a la altura.

Mucho antes de saber si tendría la oportunidad de participar en este proyecto, me consideraba una persona con inquietudes, con ganas de aprender y sobre todo con entusiasmo e ilusión por conocer lugares nuevos y personas maravillosas.

Justo en este momento pienso en mi familia. Pienso en los inicios de mi madre como maestra fuera de nuestra querida Córdoba, pienso en mi padre y la cantidad de horas que le ha dedicado al volante de nuestro coche, y pienso en mis compañeros de viaje, mis hermanos. Todos los años empezábamos una vida nueva, conocíamos nuevos lugares y personas, y con todo ello, aprendimos lo que significa tener una gran familia. Esa es la verdadera razón de por qué estoy aquí. Mi familia me ha forjado así y por eso vivo la vida de forma intensa, como si fuera a acabar hoy mismo.

Perú me ha abierto una puerta para acercarme a aquello que me gusta, con lo que disfruto y en definitiva con lo que soy. Perú me ha abierto la puerta a una nueva vida y con ello, a interiorizar aspectos de todas las formas y colores posibles.

La labor que realiza una persona voluntaria no es la de querer cambiar realidades, no es extrapolar leyes ni conocimientos. La labor que realiza una persona voluntaria es ir más allá de lo conocido, es preocuparse por observar y entender la cultura, hacer ejercicios muy grandes de comprensión, desvincularse por un tiempo de su ego y querer formar parte del contexto.

Ahora quiero ser honesta con mis palabras, y deciros que todo este camino no es color de rosa, hay muchas espinas de por medio.

Recuerdo una dinámica que hicimos en los talleres de preparación a nuestro destino, donde debíamos de exponer de forma personal aquellos miedos y oportunidades que teníamos de cara a nuestra experiencia. En cuanto a oportunidades redacté una lista infinita, sin embargo, mi miedo era solo uno, “las serpientes”. Ya contaba con una experiencia previa de cooperación, y “más o menos” podía hacerme una idea de cómo es el funcionamiento, lo que no sabía es que me estaba equivocando por completo. Sin querer estaba proyectando una experiencia vivida con otra que no tiene que ver en absoluto, de eso me di cuenta nada más pisar la selva.

Me bajé del coche y me senté en un “rebate” del Vicariato de San Ramón. Estaba muy asustada, no lo voy a negar, pero de mí misma. Estaba asustada porque mi cabeza no paraba de juzgarme. Ahí sentí miedo. Empecé a cuestionarme mis valores como persona, mis opiniones, mi ideología, mi forma de ver la vida, mi lucha… sentía que me fallaba a mí misma y creedme, esto me mataba por dentro. Sin más, intenté asimilarlo todo y pensé:

Marina, no te preocupes. Cuando aterrices en Madrid, la primera persona que va a abrazarte vas a ser tú misma. Va a ser esa Marina que despediste hace unos meses y te querrá más que nunca.

Casi en el ecuador de mi experiencia me he dado cuenta, que esa Marina venía conmigo y era mi principal miedo, algo así como la conciencia.

Son muchos los momentos que tengo para dedicármelos, y donde antes veía negatividad, ahora encuentro riqueza y positividad. Mi idiosincrasia sigue estando ahí, con la diferencia, que poco a poco va adquiriendo más solidez a la vez que plasticidad.

Cada día que pasa, intento analizar todo lo que he hecho, todo lo que he dicho, todo lo que he enseñado y, lo que es más importante, todo lo que he aprendido. Mi lucha sigue siendo la misma y si cabe, ahora con más motivos y razones. Creo en la igualdad y la justicia y creo en la humanidad de las personas.

Hace unas semanas, exponía una conclusión de cómo se ha tergiversado la historia y, aprovechando la fecha en que estamos, necesito y quiero recuperar dicha reflexión, con la pretensión de compartir algo que es realmente cierto.

El 12 de octubre en España, es un día importante ¿Verdad? Es el día en que salimos a las calles con orgullo y entusiasmo para celebrar nuestra identidad, para celebrar lo que somos, para sentir la unidad patria… ¡Qué pena! ¡Qué manera más fácil de engañarnos!

América no fue descubierta por nadie, ya estaba ahí. En esa inmensidad virgen, vivían muchos pueblos diferentes, con una riqueza cultural infinita y con unas formas de vida propias. Tenían sus diversas lenguas, grandes conocimientos en medicina natural y un desarrollo particular y muy bello de las artesanías originarias. Se trataba por tanto de formas de vida diferentes a las nuestras y… Eso es ilógico ¿No? Desembarcamos en esta tierra, nos apropiamos del territorio y aplicamos nuestras formas de vida. Les despojamos de sus identidades, transformamos sus realidades y si encontrábamos resistencia, el precio a pagar era muy caro. Desvalijamos, rompimos, saqueamos, quemamos, abusamos, violamos, robamos, matamos… cometimos el mayor genocidio de la historia y ¿De verdad sentimos orgullo? ¿De verdad es una fecha para recordar? ¡Me aterran nuestras fiestas nacionales!

Me quedo mucho más tranquila exponiendo todos estos hechos, de forma que empecemos a tener conciencia histórica. Podéis estar de acuerdo o no con mi argumento, pero a veces es necesario un jarro de agua fría para despertar y comenzar un ejercicio de “concientización”.

En realidad, el 12 de octubre, es el día de la Resistencia Indígena. El día en que con mucha valentía debemos recordar lo que ocurrió verdaderamente; un día que celebra el respeto, el perdón, los valores y la unidad.

Cada mañana al levantarme, me siento en casa. Siento que formo parte del mundo.

A veces aprovecho la calidez de esta tierra y cierro los ojos. Cuando el sol choca con mi rostro veo todo de colores verdes, es más, puedo describir el olor del color. Entonces es cuando aprendes que tus manos se enraízan con la “Pachamama” porque se convierten en tierra. Aprendes que ir descalza significa valor y respeto por la vida. Aprendes que en el corazón te cabe más de lo que imaginas. Aprendes a reconciliarte contigo misma…

Ahora sé quién será la primera persona que abrazaré a mi vuelta, estoy segura de que me querrá más que nunca. Lleva el nombre de una flor. Ella es Rosa, mi madre.

¡En mia ikuai, nukun en na bubedan! ¡Hawaida min hayanuna na txanidan! (Lengua Hunikuin)

¡Un gran abrazo, familia! ¡Pronto tendréis noticias mías!

Lunes, 15 Octubre 2018 19:51

Seguimos avanzando..

Escrito por

Hola a todxs, ¿Qué tal?. Ya pasaron quince días y por tanto es hora de poneros al día con nuevos avances del voluntariado aquí en Manduvirá. La primera semana se hizo la entrega de premios de comercio justo a los socixs de cooperativa. Era un día bastante malo y lluvioso, pero asistió mucha gente. Además, se hizo la presentación del proyecto semáforo que os comenté anteriormente en el blog y que pronto comenzará. La prensa estuvo allí y entrevistaron a varias personas, incluida yo. Estaba un poco nerviosa pero al final todo quedó bien y ahora tengo una copia del periódico para llevarlo de recuerdo. Al día siguiente, fuimos a colonia de Independencia, otra ciudad en la que se realizó una reunión con la coordinadora paraguaya de comercio justo y por la que se trataron ciertos temas de interés para las cooperativas y asociaciones presentes. Me pareció muy interesante ya que nunca antes había asistido a una reunión así y pude aprender mucho sobre qué temas se tratan y como se organizan.

Durante el fin de semana fue fiesta en Arroyos ya que se realizó la presentación en sociedad de las chicas de 16 años. Me pareció una fiesta curiosa ya que algunas jóvenes se ponen vestidos de novia y desfilan junto a sus padres mientras el interlocutor las presenta y expresa sus deseos. Tocaron un par de grupos paraguayos y todxs bailamos para celebrarlo.

De vuelta a la rutina tuvimos la formación de trabajadores para la encuesta del semáforo de la pobreza, a través de Fundación Paraguaya estamos intentando incluir también algunas preguntas sobre corresponsabilidad en el hogar y el cuidado de los hijos menores de 4 años durante el periodo laboral. Cuando planteé en Manduvirá esta idea, recibí bastante aceptación por lo que estamos tratando de llevar acabo esta investigación conjunto a este programa. Me parece necesario abordar un proyecto en el que se favorezca la conciliación laboral y familiar, haciendo especial hincapié en el cuidado de los hijos e hijas durante los tres primeros años de vida, puesto que no existen en Arroyos guarderías específicas que atiendan a la primera infancia y son las madres quienes principalmente encuentran dificultades a la hora de compatibilizar el trabajo con el cuidado de los y las niñas, lo cual sigue siendo un hándicap que dificulta su correcto desarrollo laboral.  Veremos a ver qué pasa con este planteamiento.

En cuanto al proyecto que se está en desarrollo entre ideas y Manduvirá sobre el fortalecimiento de la cadena productiva de azúcar de caña, estamos avanzando lentamente pero sin pausa. Se están planteando que talleres se pueden impartir sobre género y tratando de establecer una reunión con el comité de género para poder definir unas líneas de trabajo conjuntas. Seguiré informando conforme vaya avanzando. Por otro lado, durante el finde tuve tiempo para asistir a la Feria de Turismo que se hizo en asunción y en la que Arroyos y esteros tuvo su pequeña participación a través de Manduvirá.

Gracias a lxs que me leen, pronto tendréis noticias nuevas.

Página 4 de 12
Scroll to top