Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x
Sábado, 01 Septiembre 2018 01:56

Primer mes, aprendiendo de los niños

Escrito por

29/08/18
¡Saludos!
Me encuentro en el barrio de Dëido, Douala, en la casa de Mamá Fringo, la mamá de Salomón. LLevo en Camerún desde el 25 de julio. Atrás quedaron los preparativos del viaje, los vuelos y la despedida de mis seres queridos en España. Ya no hay marcha atrás. El aeropuerto de Marruecos fue la primera puerta de entrada a África, ya comenzaba a ver personas multiculturales, de diferentes colores y con diferentes atuendos. El segundo vuelo duró unas cinco horas. Ya estaba en Camerún. Una vez aquí, yo y las tres chicas españolas que vienen en nuestro grupo somos las únicas personas blancas. A partir de ahora "le blanch".
Hasta el día 19 de agosto, estuve acompañada de Salomón, su mujer, su hijo de 3 años y de tres chicas más, voluntarias de El Mat que vinieron a conocer los proyectos sobre el terreno. Estos días son especiales para la familia Eyango, pues Nyambot, hijo de Salomón, viene por primera vez, a conocerlos en persona.
Así pues, los primeros 21 días de adaptación, que dicen ser los necesarios para adquirir un hábito, se me hicieron mucho más amenos. Sin embargo, un sentimiento de duelo ha acompañado varias veces durante algunos días. Porque sé, que ellos se irán y yo me quedaré. Que si tres días se han hecho largos...siete meses me sobrepasaban en esos momentos. He tratado de pensar que estoy de vacaciones con ellos y que luego será cuando realmente empiece mi rutina y mi trabajo en África.
A nuestra llegada, llovía muchísimo. Estamos en la estación de lluvias. Musongo, hermano de Salomón y quien será mi compañero durante estos próximos meses, nos recogió en el aeropuerto. Vamos directamente a su casa, allí nos acogerán como a uno más. En la casa nos encontramos tres o cuatro personas por habitación y cama. Es estrecha y sus maderas están en muy mal estado de conservación. Cabe resaltar que la familia de Salomón sigue viviendo tan humilde como antes de fundar la asociación y que no destacan en el barrio si no fuera porque de su casa salen personas blancas. Las mejoras que se han realizado han beneficiado a todo el entorno. Como por ejemplo la construcción de un pozo que los abastece de agua y la construcción de unas escaleras de cemento, en lugar de un barrizal cuesta abajo. La adaptación es inmediata, somos uno más de ellos. No hay cabida para quejas ante las incomodidades, aquí se vive así. Y siempre nos rodean durante el día los gallos picoteando, los lagartos tricolores y por la noche, los murciélagos y las primas gordas de Rata Tui.
 Ya conocemos la casa, la familia y una pequeña parte de la ciudad. Los barrios no están asfaltados, la música y los niños se oyen en conjunto. Las casas son muy humildes, tipo chabolas. Son de madera, suelos de cemento y techos de chapa. La ciudad está ennegrecida, y no lo digo por el color de sus habitantes. Las petroleras, el tráfico, el humo de las cocinas callejeras, no dan tregüa. Hay personas y motos por todos lados. El cielo está mayormente encapotado y la constante lluvia nos refresca del calor. Hay muchos charcos y basura. Y por las calles, no se dejan de ver puestos y personas con artículos de venta en la cabeza. La calle en sí es un mercado. Todo me resulta caótico, pero en su habitual orden.
Las palabras que más escucho hasta ahora son "bocú traballé", "bocú fatigué, "mercy bocú" y "corage". Lo sé, así no se escribe en francés. Pero acabo de llegar, y nunca jamás estudié francés. Me espera un buen curso intensivo. Y es que en África todo es más grande. Hasta  la cerveza y los refrescos son tamaño XL, de 66 cl. en lugar de 33. Que todo sea grande, a veces viene bien. Como en el caso de los refrescos, la alegría, la fortaleza y el coraje de las personas para afrontar el día a día. Pero en otros casos, todo viene largo y se queda grande; como la falta de medicamentos, la falta de dinero para vivir,
Cinco días después de llegar Duala, todos marchamos al campo de Yabassi. En plena selva, Salomón y su familia ofrecen su casa para desarrollar los proyectos de Le MAT. Ahora, durante una semana tiene lugar "El campamento por la Paz". Unos 20 niños de los alrededores de Yabassi, atendidos por los servicios sociales locales, vendrán a disfrutar de unas vacaciones con nosotros.
Hay tiempo para todo. Los adolescentes trabajan como monitores del campamento y los voluntarios vamos introduciéndonos en los proyectos del campo. Hemos realizado tareas de limpieza en las plantaciones de Cacao y plataneras. Otros días estuvimos poniendo a punto las piscinas de la nueva piscifactoría. Este año comenzará un proyecto nuevo, alfabetización para las personas de las aldeas de Yabassi. Además, con nuestra llegada, los aldeanos saben que llegan varias maletas medicamentos de primera calidad y gratuitos. La sanidad en Camerún es privada y los medicamentos que circulan son de una tercera o cuarta calidad, no hacen el mismo efecto y son carísimos.
En Yabassi, lo que los españoles echamos de menos es la comunicación con España. Allí tan solo llegan las líneas de telefóno a algunos pequeños núcleos. Por ejemplo, nosotros tuvimos que recorrer en moto taxi casi tres cuartos de hora por la carrertera de barro, incluso lloviendo, para poder llegar a un carrefour (cruce de caminos) y encontrar cobertura. En el carrefour es donde se ponen los puestos de venta y podemos comprar lo que la tierra y el río del campo no nos dan.
El 14 de agosto, dejamos el campo y regresamos a Duala. No podía imaginar cuántas personas y bártulos caben en un solo automovil. Sin embargo, aquí, la policía del camino, solo se preocupa de algún asunto técnico del coche y de los pasaportes de los europeos. De nuevo en Duala, tuvimos la suerte de visitar y bañarnos en una playa de Kribi, comer algo de gambas y pescado frescos y disfrutar una noche en una pensión.
 El 19 de agosto, regresaron a España los voluntarios. Ahora me toca otra adaptación, pues sin ellos ya no es igual. Los días se hacen más largos y a veces creo que me voy a quedar muda, porque cuando una no sabe hablar el idioma tiende al silencio. Además, vivir en Camerún es duro, y siendo una persona blanca, más. Primero, que todos piensan que eres rica, y segundo, que por motivos de seguridad (hay mucho bandalismo) no puedo ir sola ni a comprar pan. Esto afecta a mi libertad y a mi intimidad. De momento, comparto todo lo que puedo con los niños. Ellos comparten conmigo su cama, su alegría y su tiempo.
De quienes más he aprendido es de ellos. Todos, desde pequeños aprenden y saben el funcinamiento del trabajo de la casa. Y de ellos he aprendido a lavar a mano y funcionar en una cocina y un baño sin agua corriente, a base de cubos y barreños de agua del pozo.
 A dia de hoy, sigo en Duala, preparando el viaje para instalarme en Yabassi. Con la ayuda de Mussongo, hermano de Salomón, he comprado víveres para unos 6 meses. Y nos llevaremos preparados los materiales para la alfabetización. La semana que viene comienza mi vida en el campo - selva.  Más adelante, podréis leer cómo será.

MBA´EICHAPA!, es decir, ¡Hola!, ¿Qué tal? en guaraní. Ya ha pasado mi primera semana aquí y aún estoy terminando de adaptarme a las 6h de diferencia que hay, ya casi no lo noto. El viaje en avión si fue un poco duro porque las 12h de vuelo sumadas al tiempo de espera en el aeropuerto y el viaje en tren, me dejaron KO el primer día. Cuando vi a mi tutora paraguaya sentí una alegría inmensa… Muy amablemente me recogieron en el aeropuerto y me llevaron a una casa de cambio muy ventajosa. Era un día bastante atípico aquí, ya que normalmente hace buen tiempo y sin embargo, calló una torrencial lluvia acompañada de un frio terrible. Por suerte, al llegar a la casa donde mi familia me acogió pude entrar en calor y descansar un poco. En todo momento fueron amables conmigo, negociamos el precio del alquiler, me llevaron al supermercado a comprar cosas, montamos en bici para recorrer el pueblo (cuando ya hacia buen tiempo) y me invitaron a cenar una noche pizza casera. Además mi tutora y amiga Tere, hizo que mi estancia la primera semana fuese muy agradable, me llevó a conocer a su familia, me invitó a un asado, me enseñó algunos sitios para comer y salir, además de solucionar algunos problemas que tenía con el internet… ¡Un encanto!.

Por otro lado, en el trabajo me presentaron todos y cada uno de los departamentos que hacen posible el funcionamiento de la cooperativa, me enseñaron el lugar donde iba a trabajar e incluso me hicieron una cena de bienvenida en un restaurante de Arroyos y esteros, delicioso… Me sorprendió ver que aunque la cooperativa es principalmente de azúcar de caña, llevan a cabo muchos servicios muy interesantes como: Ahorros, créditos y solidaridad, difusión e información, asistencia técnica agrícola para la producción, servicios médicos (odontología, oculista…), donación de material escolar para las familias con bajos ingresos, proyectos de reforestación en escuelas, etc. Otro aspecto que me sorprendió fue comprobar la existencia de comités muy interesantes a la par que importantes que dan sentido al Comercio Justo y algunos ejemplos de ello son: solidaridad, juventud y género, educación y capacitación…

Otro día me llevaron al laboratorio que hay cerca de la fábrica, allí están instalando un espectofotometro de absorción atómica que les ayudará a analizar los suelos de los diferentes productores y de este modo prevenir cualquier dificultad que pueda afectar o amenazar la producción. Tod@s en la cooperativa están muy content@s. También fuimos a ver los huertos de las mujeres productoras y a llevarles una mochila fumigadora que les servirá para prevenir las plagas y enfermedades de sus cultivos… Todos los viernes por la mañana venden sus productos sanos, ecológicos y locales.

Por último, comentar que el choque cultural me sorprendió un poco. Aunque el idioma es el mismo, existen matices que nos diferencian bastante a la hora de hablar, además hay que añadir que Paraguay es el único país latinoamericano Bilingüe y que precisamente el guaraní no se parece en nada al Español… Lo bueno es que aquí en la ofi y en general en Arroyos la gente habla Español y entiendo a tod@s. En cuanto a la gastronomía por ahora solo he podido probar la sopa paraguaya (pastel salado, no caldo… jeje), la empanada de carne y la mandioca (raíz hervida que se utiliza para acompañar las comidas en vez de pan) y todo bueniiiisimo…!!! La gente es muy simpática y desde ya estoy haciendo amig@s...

¡¡¡¡¡La próxima semana seguiré comentando novedades, por ahora estoy muy contenta!!!!!!

 

Viernes, 17 Agosto 2018 02:53

Preparación del viaje

Escrito por

Hola! 

Llevo poquito tiempo en Bolivia todavía y me gustaría comentaros como preparé mi viaje.

Para preparar una experiancia así se hace un viaje de sentimientos.

De primeras, cuando te conceden la beca y sabes que has sido seleccionada para ir a Bolivia 9 meses todo es alegría e ilusión. Después de tanta exaltación y darle vueltas al coco imaginando toca arreglar los papeles. Ay los papeles!!! Mi mayor miedo cuando preparo un viaje qué de problemas dan todos los visados siempre pero oye, que bien hemos gestionado con ASPA los papeles en este caso. Estoy desconcertada de que no haya habido ningún problema.

Con los papeles listos toca disfrutar y relajarse hasta que llegue el momento de hacer las maletas. Esos días fueron fantásticos con el apoyo de mis amigas, aprovechando las vacaciones de verano y haciendo también el máster que terminaré en Bolivia y compaginaré con este voluntariado.

Por último llega el momento de la maleta, 3 días antes de viajar, ¿qué me llevo? todo parece poco pero junto parece mucho, vas a estar 9 meses no sabes realmente el tiempo que va a hacer, todo son dudas absurdas que no sabes como avanzar, pero tengo una super madre que me quita todas las tonterías pronto y así me ayudó a organizar mis maletas. ¿Cuáles son los extras de la maleta? Miles pero siendo hija de padre extremeño no se me ocurre no traerme un salchichoncito, cañita de lomo y un jamoncito, no vaya a ser que me muriera de hambre aquí (ya os garantizo que estoy estupenda).

En estos últimos días florecen muchos miedos sin sentido resultado de la ignorancia de no saber cómo va a ser lo que viene. Finalmente todo superado, el viaje fue de maravilla y una vez aterricé todos esos miedos desaparecieron y ahora estoy feliz y agradecida de poder vivir esta experiencia.

Sí comentar ese sentimiento de agradecimiento que se queda cuando uno se va. Agradecimiento por todo el apoyo y compañía de amigos, familia y por supuesto de ASPA que me han acompañado y aguantado (que no es poco) con todos los prepartivos. Estoy feliz y os adjunto una foto de la familia tan bonita que tengo.

Miércoles, 15 Agosto 2018 19:01

Bienvenida a Muisne, ¡La isla encantada!

Escrito por

Por fin llegué a Muisne, y mi sorpresa no podía ser más grata. Nada más llegar me enamoré de la isla, su manglar, sus playas, palmeras y todas las especies de aves y animales que habitan en ella.
Desde mi estancia aquí, me he incorporado a las actividades que se realizan desde el proyecto de cooperación internacional “Las mujeres que emprenden, construyen futuro” ejecutado por la Asociación Paz y Desarrollo junto con sus socios locales Fundación Creando Futuro, la PUCESE y CARE. Así pues, estoy participando y apoyando la actividad “Proceso de análisis de capacidades y vulnerabilidades (AVC)” y la elaboración de la Agenda de Mujeres.
El Proceso de análisis de capacidades y vulnerabilidades (AVC) consiste en realizar en barrios de ciudades pertenecientes al cantón de Muisne, con los propios vecinos y vecinas de la comunidad, un mapa de vulnerabilidades, donde se identifiquen las principales amenazas, debilidades, capacidades y recursos que cuenta el barrio, que junto con el análisis de la zona, sus fuentes económicas y con la perspectiva de género deriva en la construcción de un plan de acción para el barrio, con la finalidad de que los vecinos y vecinas se movilicen para mejorar las problemáticas dentro de un cronograma y siguiendo la metodología acordada en todo el proceso.
En el curso "Innovación y gestión empresarial desde la perspectiva de la economía feminista" se está dando formación a las mujeres para capacitarlas en sus emprendimientos y creación de su propio negocio. Además, esta formación se complementa con módulos con temáticas relacionadas con la igualdad de género, la violencia de género, la conciliación familiar y la gestión de conflictos.
Por su parte la actividad de la Agenda de Mujeres pretende mejorar y completar los 9 ejes que componen la actual agenda de mujeres con una perspectiva de género e interculturalidad y desde la gestión de riesgos ante desastres y resiliencia. Estos nueve ejes tratan sobre temas de interés y son:
-Eje 1 Reproducción y sostenibilidad de la vida.
-Eje 2 Una vida libre de violencia.
-Eje 3 Educación y conocimiento.
-Eje 4 Salud.
-Eje 5 Deporte y recreación.
-Eje 6 Comunicación y arte.
-Eje 7 Producción y empleo.
-Eje 8 Medio ambiente.
-Eje 9 Poder y toma de decisiones.
Las funciones que realizo con respecto a estas actividades son el control de los participantes, el apoyo en la dinamización y desarrollo de la actividad, la realización de la sistematización estadística de las encuestas de entrada y de salida; y la elaboración de las memorias.
Además de estas actividades también participo en eventos en los que participa Paz y Desarrollo. Así pues, el día 26 de julio participamos en la celebración del día del Manglar en Muisne, organizado por el Ministerio de Medio Ambiente y GIZ.
En este día, asociaciones de Pesca Artesanal y Concha junto con otras asociaciones y entidades locales de la zona relacionadas con la conservación del Manglar y el medio ambiente mediante folletos informativos y cartelería expuestos en sus stands pretendía concienciar e informar a la población sobre la importancia de conservar y cuidar el Manglar de Muisne como valor ecológico y por ser unos de los principales medios de sostenibilidad económica de la población.
Además, se realizaron otras actividades como un concurso de dibujos sobre el Manglar entre el alumnado de varios centros educativos, una charla informativa sobre la importancia del Manglar y su motivo de celebración, preparación de comida con productos extraídos del Manglar; y música y baile facilitado por el grupo La Flor del Mangle.

Página 8 de 12
Scroll to top